He de reconocer que hasta hoy al mediodía no tenía claro si hacer o no el roscón de Reyes. Los ingredientes básicos los tenía, pero me faltaba la típica fruta escarchada… y la verdad, no es que me apasione su sabor, por lo que decidí improvisar  con lo que encontré por casa y a la vez hacer algo diferente.

Viendo mil fotos en Instagram, decidí probar esta versión sencilla con crema pastelera de frambuesas, que está riquísima!

Al final del post os dejo de donde cogí la receta del roscón (sin masa madre, ya que eso era imprescindible para poder hacerla en el último momento) y la receta base de la crema pastelera , que yo modifiqué para convertirla en cream de frambuesas.

Para decorar, hubiera estado genial tener frambuesas liofilizadas, pero a falta de ellas, improvisé haciendo el azúcar mojado con  unas cucharadas del zumo de las frambuesas, y así también conseguí un tono de azúcar rosa, que combiné con perlas de azúcar (las que suelo usar para hacer los gofres belgas).

Nosotros no nos pudimos resistir y ya lo hemos probado.

Así que contadme… ¿vosotros os esperáis al día de Reyes? ¿Sóis de roscón tradicional o también os gusta probar nuevas versiones? Feliz día de Reyes!!

 

Aquí la receta del Roscón Tradicional, de Alma Obregón.

Y aquí la receta de su crema pastelera, que está buenísima tal cual, pero en este caso la modifiqué sustituyendo 50ml de leche por 50ml del jugo de frambuesas (primero hice un puré con las frambuesas y luego lo colé para quedarme sólo con el líquido). Con unas gotitas de ese mismo líquido hice el azúcar mojado que va encima del roscón.