Buenos días!!Por aquí seguimos con los preparativos del cumple Unicornios y Arcoiris, y una de las cosas que quería probar a hacer era “Candy Bark”.

Lo había visto en miles de fiestas en Pinterest, y a veces, por pereza, lo dejaba para la siguiente fiesta. Pero en esta ocasión, creo que le va muy bien a la temática.

Ya os aviso que hacerlo es sencillísimo!! Y admite variaciones, según lo que tengáis en casa.

Lo más importante a tener en cuenta es que el chocolate tiene que ser para fundir. En este caso elegí chocolate blanco de la marca Nestle y lo teñí con colorante en gel (pero también podéis usar candy melts).

Lo primero que haremos es fundir el chocolate. Yo lo hice con el microondas, poniéndolo pocos segundos y comprobando que no se haya quemado (sobre todo con el chocolate blanco hay que tener mucho cuidado porque esto sucede muy rápido).

A continuación añadimos el colorante en gel y removemos hasta obtener un color homogéneo. (Si hemos usado candy melts de colores, este paso nos lo ahorramos!).

Lo metemos en la nevera para que se enfríe y endurezca y lo cortamos en trozos. Podemos cortarlo con cuchillo o como hice en este caso, que he preferido partirlo a mano para que fueran trozos irregulares. Cómo véis es algo muy sencillo y vistoso!