Feliz año! Quería empezar bien el año, y eso significa pasarme más por aquí para compartir con vosotros trocitos de nuestra vida.

En este caso, quiero mostraros esta casita de muñecas moderna. Decidimos personalizarla con un estilo que nos gusta mucho y que está tan de tendencia ahora.

Comenzamos con la casita, es el modelo FLISAT de Ikea. En el montaje original lleva una pared más en la parte inferior y una chimenea verde, que decidimos no poner.

Si bien los acabados pueden quedarse tal cual viene, hemos preferido empapelarla para darle un look más real y personalizado.

Para ello imprimí varios papeles con los motivos elegidos para cada habitación. Azulejos sencillos para el baño, combinado con un papel pintado que es el protagonista de esa estancia.

Para el salón y la habitación nos decantamos por un ladrillo blanco (aunque es posible que en la habitación lo cambiemos, o incluso construyamos una buhardilla… ya veremos.

Para el lateral de la cocina elegimos un azulejo geométrico con un toque sutil de color, a juego con el resto de la casa.

Os dejo AQUÍ el link para comprar todos los papeles para la casita, y AQUÍ un set de mini láminas.

Los muebles los compré por Wallapop (venían con otra casita que no me gustaba, así que aproveché lo que quería y vendí el resto).

Originalmente tenían unos tiradores de plástico rojo que no encajaban con el estilo de nuestra casa, por lo que hice unos nuevos en forma de semicírculo en color marrón y el material elegido fue la arcilla polimérica, mi gran descubrimiento del año y lo que uso para hacer mi colección de pendientes Good Girl.

Tan sólo cambiando ese pequeño detalle, hemos cambiado por completo el aspecto de los muebles.

Una vez colocados los papeles, procedemos a colocar los muebles en lo que serán las estancias de la casa. En la planta superior irá el dormitorio principal y baño, y en la inferior un espacio diáfano que une cocina y salón. Teníamos también una mesa de comedor, pero ocupaba mucho espacio y preferí utilizar parte del mueble de cocina como isla y coloqué las 2 sillas a modo de taburete.

Estamos esperando que nos llegue la nevera, pero le tenemos ya el hueco reservado 🙂

Lo que sí nos faltaría, es una habitación infantil, ya que los habitantes de la casita, tienen 2 hijos. De ahí que me plantee hacer una buhardilla sobre la habitación principal, pero creo que quedaría un poco justa. Si se os ocurre alguna idea, soy toda oídos.

Una vez hemos decidido dónde va cada habitación, toca personalizarlas. Para ello hice varias plantas, láminas, adornos de pared y alfombras.

Las plantas son muy fáciles de hacer. Para la maceta podemos usar un tapón de botella o de cualquier bote, lo podemos forrar con cuerda rústica o pintar con pintura en spray. Las ramitas son recortes de plantas artificiales que tenía por casa. Lo pegamos con cola caliente, y ya  tenemos el toque verde de la casa!

Para la alfombra del baño utilicé la mitad de un posavasos de corcho (la otra mitad la usé para personalizar otro mueble, a ver si lo encontráis…).

Y la del salón es un trozo de rafia que recorté en forma rectangular. Para que cogiera cuerpo, le dí un baño de cola blanca y agua y lo dejé secar con algo de peso encima.

Las láminas me parecen adorables. Imprimí varias en tamaño pequeño, y para que adquieran cuerpo las pegué a un trozo de passepartout. Quiero probar a hacer algunas con marco de madera, pero de momento no he encontrado esas maderitas finas. Os mantendré informados si las hago!

También quise hacer algunas a modo de tapiz que van colgadas con una cuerdecita y un trocito de madera. No os imagináis lo relajante que resulta hacer estas cositas. Aunque son para los peques, estoy segura que nosotros lo disfrutamos más 🙂

Aprovechando que estaba trabajando con la arcilla polimérica, hice un adorno de pared, que uní con hilo rústico.

También me animé con una hoja de palma de papel, que coloqué en una cuenta de madera (de esas que se usan para hacer collares) y que sirve como jarrón.

La lámpara del salón también es DIY, un tapón de botella forrado de rafia y con una cuerda para colgar del techo.

Hasta aquí el post de hoy con nuestra casita tal y cómo la tenemos ahora. Habrá una segunda parte del post con más detallitos, como comida en miniatura que vamos a hacer con arcilla polimérica.

Espero que os hayan gustado las fotos y feliz comienzo de año! Cuidaros mucho.

LINKS DE INTERÉS:

Papeles Imprimibles Paredes

También hay más modelos disponibles, que se venden sueltos o en packs como estos cuatro.

Set Mini Láminas Casita

Muebles de Playtive Junior

En Lidl se suelen encontrar, aunque ahora están agotados. Los míos los compré por Wallapop, no estaban completos, e incluso modifiqué algunos a mi gusto.

Casita Ikea FLISAT