Una vez hemos pasado Halloween, creo que ya podemos comenzar con los preparativos navideños. Este año estoy siendo muy previsora con la decoración y por eso hace unas semanas encargué estos pompones para hacer una sencilla corona navideña.

Los materiales que necesitaréis son: una corona de porex blanco o de cartón, pistola de cola caliente o pegamento rápido, un lazo para decorar (opcional) y muchos pompones (de al menos 2 tamaños, yo los elegí de color rosa pastel y gris).

Como podréis comprobar si la hacéis, es un DIY muy fácil y rápido. Tan sólo tenéis que ir  combinando los pompones grandes y pequeños y los distintos colores, y por supuesto, cuantos más pompones, mejor!

Para rematar, coloqué un lazo ancho de color gris, aunque se me ocurre que unas cuantas borlas de lana en esos tonos podrían quedar bien también.

Os dejo con las fotos del paso a paso.