Buenas tardes! Este finde quería probar a hacer este sencillo DIY. Inspirada en las nuevas láminas de la tienda, quise probar la pintura con textura que utilicé hace unas semanas para decorar jarrones, pero en esta ocasión, para hacer un colgante DIY con formas geométricas.

Los había visto en Pinterest de arcilla, pero como no tenía por casa, decidí probar con cartón. Es muy sencillo, os cuento paso a paso cómo los hice!

Lo primero es pensar en las formas que queremos hacer, yo dibujé unas plantillas sobre cartón y las recorté.

También tenemos que hacer los agujeros para posteriormente pasar el hilo. Al principio hice sólo uno en cada figuea, pero con dos es más fácil a la hora de montarlo (excepto en la última pieza que va en la parte de abajo).

Seguidamente, pintamos cada figura en 2 o más colores que se complementen. Para lograr esa textura de cerámica, añadimos bicarbonato de soda a la pintura. Y damos tantas capas cómo sea necesario. (Dejar secar bien entre capa y capa).

Por último, atamos con una cuerdecita rústica cada figura. Y con esto ya podemos colgarlo en donde queramos!

Como veis, es facilísimo. Si os animáis a hacerlo, me encantaría verlo!